Logo

De la planta al cloroplasto

Todas las plantas son capaces de producir materia orgánica en forma de hidratos de carbono a partir de dióxido de carbono y agua, con la energía de la luz. Esto es la fotosíntesis.

El oxígeno liberado es un desecho de las reacciones fotosintéticas. Esto ocurre en las hojas (órganos clorofílicos) en células que contienen organelos especializados: los cloroplastos.

El agua extraída por las raíces es transportada por la savia bruta a las hojas, mientras que los hidratos de carbono sintetizados en las hojas son transportados a otros órganos de la planta por medio de la savia elaborada. El dióxido de carbono del aire entra en la hoja a través de pequeños orificios llamados estomas. Es también aquí donde el oxígeno producido se libera al aire.