Logo

Video: Submarino

En 1775, el estadounidense David Bushnell inventó uno de los primeros submarinos. Su forma original le valió el sobrenombre de “la tortuga”.

Al igual que los submarinos modernos, la tortuga utilizaba lastres

(…)

y una hélice de propulsión.

(…)

Un submarino es una gran aplicación del principio de Arquímedes.

”Un cuerpo sumergido en el agua experimenta un impulso hacia arriba igual al peso del agua desplazada

A esta nueva fuerza se le llama el empuje de Arquímedes. Ésta depende del volumen sumergido.

(…)

Existe otra fuerza que conocemos todos: el peso.

Si el peso es más grande que el empuje de flotación (…) el objeto se hunde.

(…)

Una masa compacta desplaza poca agua pero un navío, dada su forma, desplaza mucha agua.

Si el empuje es igual al peso, el navío flota.

(…)

El flotar o el hundirse es entonces sólo una cuestión de equilibrio entre las dos fuerzas antagónicas que son el peso y el empuje de Arquímedes.

(…)

Un submarino está concebido para poder modificar su propio peso. Éste es el rol de los lastres (…)

Son grandes reservorios que se pueden llenar de agua para hacer el submarino más pesado,

(…)

o llenar de aire para aligerarlo.

Mientras está sumergido, el submarino equilibra perfectamente las dos fuerzas.

Puede entonces dirigirse y ajustar su profundidad accionando sus alerones.

(…)

Existen en el mundo más de 400 submarinos en operación, la mayoría con fines militares… al igual que la tortuga de Buschnell …