Logo

Puentes (Fuerzas)

Los primeros puentes fueron obra de los chinos y los romanos. Eran de madera y, para mayor resistencia, de piedra. Los más grandes de esos antiguos puentes, aún en uso en nuestros días, tienen forma de arco. Tal estructura permite la transferencia de la carga desde el centro del puente hacia las orillas, donde se encuentran los contrafuertes.

Esta distribución de fuerzas es común a todos los tipos de puentes. Las fuerzas se distribuyen y transfieren desde el tablero hasta las pilas y/o estribos en las orillas, sin interferir con la navegación debajo del puente. Los materiales utilizados son elegidos por su resistencia a la tensión y compresión.

Se hace un proyecto de construcción por cada puente. Existen numerosos criterios que intervienen en la elección de la estructura: la topografía del sitio, la geología del suelo, el clima, costos.